Nuestro Fundador

“Los médicos residentes, al término de su estancia, egresan como miembros de la Asociación de Médicos del Instituto, llevando consigo el bagaje de conocimientos y experiencias que al regresar a los centros médicos y académicos de su lugar de origen se vuelven núcleos de acción en los que ponen en práctica los principios que adquirieron en su residencia, participando así activamente en el progreso de las instituciones a las que sirven.

Por otra parte, mantienen viva la devoción al Instituto, y se congregan constituyendo asociaciones filiales de la AMINNSZ estableciendo los Capítulos de las ciudades donde radican y mantienen y aún se fortalecen los lazos de amistad entre ellos mismos y se fomenta el respeto y cariño por la Institución…”

 

Fundador y Director General de 1946-1983 y Director Emérito hasta su fallecimiento en 1998.

Nació en Cusihuiriachic, Chihuahua, el 23 de diciembre de 1898, y falleció en la ciudad de México, el 10 de junio de 1998 (meses antes de cumplir 100 años). 

La vida del doctor Salvador Zubirán Anchondo, se caracterizó por su permanente vocación de servicio y amor a su profesión, empeño denodado y entrega absoluta a las funciones públicas que desempeñó. 

Vale destacar lo que, según sus palabras, él sintió como su mayor obra, la que orgullosamente vivió como el fruto más preciado de su profesión. 

Tanto es así, que dijo: "Siento que el edificio y los objetivos, y aún un poco de los hombres que ahí laboran sin descanso, tienen algo de mí mismo”, se refería al Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, del cual fue fundador y Director General del INCMNSZ en el periodo de 1946 – 1980.

Estudios.

Cursó sus estudios preparatorios y profesionales en la Universidad Nacional de México, entonces no autónoma. Obtuvo de la Escuela de Medicina de la misma, su título de Médico Cirujano el día 3 de abril de 1923. 

Su tesis profesional fue sobre la Vagotomía. Una vez graduado, en 1923, viajó a Boston, en donde con la influencia de grandes maestros y el contacto con las grandes instituciones médicas de esa ciudad, entre ellas el Hospital Peter Bent Brigham, adquirió gran experiencia en diabetes y en dietoterapia. 

Realizó estudios de posgrado en la Universidad de Harvard en 1924 y 1925.

Vida y Obra.

Con don Francisco de Paula Miranda, transformó la enseñanza de la dietología en México. En 1930, el Dr. Gastón Melo nombró al Dr. Zubirán jefe del Departamento de Comestibles y Bebidas. 

En 1937, por indicaciones del entonces presidente de México, el general Lázaro Cárdenas, se fundó el Departamento Autónomo de Asistencia Social Infantil en el que, como Secretario General, contó con el Dr. Federico Gómez Santos, creador poco después del Hospital Infantil de México. Este departamento se convirtió en la Secretaría de Asistencia Pública, en la que fue Subsecretario y por un tiempo encargado del despacho. 

El doctor Zubirán estuvo en el área de asistencia.

Una serie de casualidades afortunadas lo acercaron con el presidente, general Lázaro Cárdenas, de quien acabó siendo amigo y confidente y a quien acompañó hasta su lecho de muerte. 

Del general Cárdenas, el Dr. Zubirán obtuvo el apoyo inicial para realizar tres grandes proyectos que continuaron durante el gobierno de Ávila Camacho: el desarrollo de la asistencia social, los primeros estudios poblacionales sobre la nutrición de los mexicanos y la creación de los hospitales modelo. 

Durante el gobierno del presidente Ávila Camacho, el Maestro ocupó nuevamente la Subsecretaría de Asistencia Pública. Su labor dio lugar a la creación de una serie de hospitales modelo y mucho más tarde, el Centro Médico Nacional. 

Es significativo, por otro lado, que logró que el Acuerdo Número 1 del presidente Ávila Camacho fuera la creación de los comedores populares, en los que a cambio de una cuota simbólica, se daban durante un periodo definido las tres comidas a familias menesterosas y se les impartía adiestramiento básico en higiene, alimentación y salud. 

El sueño de crear hospitales modelo comenzó a materializarse con el apoyo del secretario, Dr. Gustavo Baz. El Maestro Zubirán organizó un Seminario de Hospitales en el que se discutieron minuciosamente las características y organización que deberían tener estos centros, incluso desde el punto de vista arquitectónico, para que la planta física fuera la más funcional posible. 

De ese esfuerzo surgieron entre 1944 y 1946 el Instituto Nacional de Cardiología, el Hospital del Niño (que luego se llamaría Hospital Infantil de México) y el Instituto Nacional de Nutriología, respectivamente encomendados a los doctores Ignacio Chávez, Federico Gómez y Francisco de Paula Miranda. 

También surgió el Hospital de Enfermedades de la Nutrición (HEN) cuya dirección quedó a cargo del Maestro. Este hospital, basado en el modelo del Peter Bent Brigham debidamente adaptado a México, pronto creció en forma importante. 

En el HEN se estudiaba la nutrición del adulto y entre las contribuciones más notables de la época destaca la descripción de las alteraciones hormonales en la desnutrición que se publicó en Vitamins and Hormones. 

El Maestro Zubirán pasó por la rectoría de la UNAM, de 1946 a 1948. 

Planeó desde sus inicios, la ciudad universitaria y gestionó los terrenos y el inicio de su construcción. A la muerte del Dr. Miranda, el Instituto Nacional de Nutriología había entrado en una etapa de deterioro y desintegración; para preservar sus funciones, en 1958, el gobierno federal decidió fusionarlo con el Hospital de Enfermedades de la Nutrición y formar así el Instituto Nacional de Nutrición que quedó bajo la conducción del Dr. Zubirán. 

La década de los setentas fue escenario de acontecimientos en los que el Maestro Zubirán siguió jugando un papel promotor clave. 

En 1972 presidió el "IX Congreso Internacional de Nutrición" que se celebró en México con singular brillantez. Ese mismo año nació la Licenciatura en Nutriología, y el recién creado CONACYT estableció el Programa Nacional Indicativo de Alimentación (PRONAL) que, bajo la vocalía ejecutiva del Maestro, se convirtió en un motor para la investigación en nutrición y alimentos. 

El PRONAL tenía un imaginativo sistema que conjuntaba la investigación con la aplicación de sus resultados. Paralelamente, gracias a un selecto grupo de análisis y propuestas que convocó el Maestro, se hicieron estudios interdisciplinarios de gabinete y se llegó a formular una Política Nacional de Alimentación y Nutrición integral, que por desdicha nunca se llegó a instrumentar. 

En 1981, después de 34 años al frente de su querida institución, el Maestro decidió retirarse; se le nombró Director Emérito y se agregó su nombre al INN. 

En el mismo año 1981, pocos meses después de su “retiro”, el Dr. Zubirán asumió la Dirección de Cuadernos de Nutrición. La revista, patrocinada por LICONSA había cumplido un ciclo en 1980 y se deseaba darle otro giro, otro formato y otra función. 

Al ser nombrado Secretario de Salud, el Dr. Guillermo Soberón lo nombró asesor. En poco tiempo generó propuestas importantes y en la Secretaría se notó una renovada actividad en asuntos de nutrición. 

Todavía en 1983 y 1984, al preguntársele qué hacer con los archivos del desaparecido Sistema Alimentario Mexicano, el Maestro convenció al Presidente De La Madrid de que las funciones del SAM tenían que preservarse y de cómo podría hacerse. Así nació la Comisión Nacional de Alimentación que durante varios años fue un organismo muy eficaz. 

En 1986 recibió la medalla Belisario Domínguez, después muchas otras distinciones, hasta culminar en los festejos de su centenario.